No malgastes ni una gota

Estoy cansada de escuchar y leer artículos de opinión sobre lo cara que es el agua y lo mucho que debemos ahorrar para bajar la factura del mes y, aunque eso es verdad, ¿no deberíamos ser más conscientes de lo mucho que necesitamos ahorrar agua para preservar nuestro planeta? Cada vez llueve menos en las áreas donde siempre ha llovido, y las zonas más tropicales del planeta, donde llueve muy poco al año, están recibiendo tormentas y “gotas frías” que destrozan cultivos y ocasionan daños importantes en ciudades y pueblos. ¿No nos damos cuenta de que nos estamos cargando el planeta y como consecuencia cada vez hay menos agua?

Odio a los políticos que hacen negocio de lo que es de todos, porque seamos realistas, hay ciertas cosas que nos da la naturaleza como el agua, el sol, el mar y el viento que son nuestras, de todos los seres vivientes que habitan el planeta y, a pesar de que entiendo que se nos tenga que cobrar un porcentaje por la infraestructura que instalan las empresas para hacernos llegar esos bienes en forma de agua potable o energía, hay que dejar bien claro a todos esos señores con traje y corbata que el material con el que abastecen a la población ya es nuestro y, por ende, sólo pueden cobrarnos por el servicio de hacerlo llegar hasta nuestros hogares. O al menos, eso es lo que pienso yo.

Ahora bien, como ya decía antes, que todo eso sea cierto no quita para que debamos concienciar a nuestra sociedad sobre que malgastar el agua, dejando a un lado la economía, es como ir matando, poco a poco nuestra naturaleza.

Yo llevo años yendo a una lavandería de autoservicio a lavar mi ropa y no es por la economía precisamente, es porque esas lavadoras industriales me permiten hacer la colada una vez a la semana debido a su gran capacidad y, en un solo lavado, tengo todo limpio hasta la semana siguiente. En casa, con total seguridad, tendría que poner de dos a tres lavadoras… ¿sabéis cuánta agua es eso?

Hace unos meses, en el invierno y durante la noche, las tuberías de la lavandería de autoservicio Wash-up a la que acudo, reventaron por congelación. Por lo visto el local tenía un problema de aislamiento y las tuberías no soportaron las bajas temperaturas de la noche. Cuando acudí al día siguiente, sin saber lo que había ocurrido durante la noche, me encontré con la dueña del establecimiento y su familia que, mediante este tipo de bombas multietapa, estaban achicando el agua y guardándola en una especie de tanques enormes.

Resulta que la tubería que había estallado era de agua limpia y toda el agua que había inundado el local era potable y fresca así que habían decidido intentar recuperarla para utilizarla como agua de regadío en una escuela infantil donde enseñaban a los niños educación en valores a través de sus trabajos en un pequeño hurto. Me quedé asombrada y encantada porque, la familia, además de tener que recurrir al seguro y cruzar los dedos para que le cubra los arreglos y desperfectos, había decidido gastar un dinero extra sólo para poder reutilizar el agua limpia que había quedado estancada en su negocio y, para colmo, pensaban regalarla.

No sé cuántos litros de agua podría haber en esos tanques pero eso no importa, lo que importaba es que esa agua no se iba a perder.

Pero ¿en qué más podemos reutilizar el agua?

  • Agua de lluvia: si vives en el campo o tienes una buena terraza, puedes colocar cubos para que el agua de lluvia se acumule. Luego puedes utilizar esa agua para regar las plantas, lavar el coche o limpiar los muebles de exterior.
  • No desperdicies el agua fría de la ducha: cuando nos duchamos, siempre hay que esperar unos minutos hasta que el agua salga caliente y, mientras esperamos, dejamos perder litros y litros de agua que podemos recoger en cubos para regar las plantas, fregar el suelo y los platos, etc.
  • Reutiliza el agua hervida: no tires el agua que utilizas para hervir vegetales o pasta porque es ideal para regar las plantas.
  • El agua del lavaplatos: puedes utilizar el agua jabonosa que se queda en el lavaplatos para rellenar cisternas de inodoros.

En este artículo puedes ver algunos buenos usos del agua reutilizada.