4 septiembre, 2017

Tipos y beneficios de cubiertas ecológicas

Desde los tiempos más remotos el hombre ha intentado buscar cobijo, un lugar provisto de techo donde poder protegerse tanto de los animales como de las inclemencias del tiempo o fenómenos meteorológicos, tales como viento, lluvia, frío. Primeramente fue en cuevas, según vestigios encontrados de la época prehistórica, y más tarde, según avanzaban las civilizaciones, en chozas, cabañas, etc., hasta llegar a lo que hoy en día conocemos como viviendas unifamiliares, edificios comunitarios con múltiples viviendas, entre otros. Y por supuesto el cambio de estilo de vida, también implica la utilización de nuevos medios, formas y materiales.

Actualmente la demanda de materiales más eficientes va en aumento por lo que las empresas que se dedican a la construcción y reparación de cubiertas cada vez utilizan más los mejores materiales e incluso los ecológicos. Si estamos pensando de hecho en renovar el tejado de nuestra casa, conviene pensar en Cubiertas Estévez, una empresa ubicada en Madrid, especializada en la rehabilitación, reforma y construcción de todo tipo de cubiertas, tejados  y porches de madera, comprometida con el respeto por el medio ambiente, ya que certifica que la madera suministrada por sus proveedores para la realización de sus trabajos de rehabilitación, reforma y construcción de cubiertas procede de explotaciones sostenibles.

El uso de la madera para cubiertas es antiquísimo, por ser un material al alcance de la mayoría de las personas, y por ser muy eficiente, pues entre sus ventajas destacan que es un material ligero y con poco mantenimiento, provocando un buen aislamiento térmico y acústico.

Hoy en día los tejados ecológicos se utilizan sobre todo en viviendas unifamiliares o casas de campo y son una forma excelente no solo de aislar el edificio de las variaciones de temperatura sino también de contribuir a la conservación de medio ambiente, puesto que son biodegradables, reciclables y saludables pues no tienen sustancias tóxicas o agresivas y además ayudan a disminuir la contaminación de las ciudades. Entre estos, podemos distinguir:

  • Los tejados denominados verdes, que presentan un recubrimiento natural formado por capas de tierra vegetal sobre la cual se siembran algún tipo de elemento vegetal de muy bajo porte, lo que les confiere un gran atractivo estético al presentar un aspecto de verdaderos jardines. En estas cubiertas se debe tener siempre en cuenta el tipo de estructura que presenta el edificio puesto que debe estar preparada para soportar el peso. Tiene un bajo coste y mantenimiento.
  • Las cubiertas de paja. Se utilizan desde los tiempos más remotos, en España tenemos un claro ejemplo en las típicas pallozas situadas en la zona de Os Ancares, en la provincia de Lugo, y en países nórdicos como Holanda, Dinamarca o Irlanda se utilizan en viviendas unifamiliares. Como inconvenientes podemos citar que es un material que necesita un mantenimiento y que es combustible, por lo que en estos tejados no pueden instalarse chimeneas.

Otros materiales utilizados en las cubiertas ecológicas

Otros materiales que se utilizan en la construcción este tipo de tejados ecológicos son el corcho, que es un excelente aislante térmico y acústico e impermeable con lo cual no se pudre ante algún problema que se presente de humedad.

Asimismo, está también la lana de oveja, que es un material muy económico y fácil de conseguir, por lo que es muy utilizado como materia prima local en muchas zonas alrededor del mundo. En caso de humedecerse pierde su cualidad de aislante.

Por su parte, la celulosa es un material reciclado pues se produce a partir del reciclaje de papel de periódico, entre sus ventajas destaca que es un buen aislante acústico y almacena calor.