4 septiembre, 2017

Una ruta por la Ribeira Sacra

Si buscas una forma diferente de viajar, si te gusta disfrutar de la naturaleza en estado puro, si deseas ir a tu ritmo sin que nadie te imponga unos horarios y fechas de entrada y salida en el hotel, lo que necesitas para tus vacaciones ideales, para tu viaje de placer, es una autocaravana para conocer la Ribeira Sacra. En Caravanas Cruz, de Elche (Alicante), puedes encontrar a tu disposición este tipo de vehículos tan respetuosas con el medio ambiente, tanto en servicio de alquiler como de venta, incluso con un mercado de ocasión, donde podrás escoger entre las mejores caravanas y autocaravanas con la tranquilidad que supone la garantía que este ofrece esta empresa de un correcto funcionamiento, ya que pasan inspecciones periódicas y revisiones de seguridad para que todo esté a punto. Hay que pensar que si más gente viajase de esta manera, los paisajes se mantendrían mejor, ya que no los dañaríamos construyendo ingentes edificios para albergar hoteles y restaurantes.

Tanto a mi pareja como a mí nos gusta el contacto con la naturaleza y disfrutar de la enorme belleza que nos ofrece, por lo que este año, junto con mi hijo, hemos decidido hacer un recorrido por una comunidad autónoma a la que siempre habíamos hablado de ir. Teníamos muchas ganas de conocerla, pero que por quedarnos un poco lejos de nuestro lugar de residencia siempre acabábamos posponiendo el viaje para otra ocasión. Estoy hablando de Galicia, y más concretamente de una preciosa zona de su interior en la provincia de Ourense, denominada Ribeira Sacra, que cuenta, como su propio nombre indica, con una importante cantidad de monasterios a ambos márgenes del río Sil, y donde desde unos excelentes miradores se pueden contemplar los más bellos paisajes sobre el Cañón del Sil, además de arboledas centenarias, numerosas rutas de senderismo, viñedos donde se cultiva y de los que se obtiene un vino de excelente calidad, y con la denominación de origen Ribeira Sacra, con sus típicos bancales escalonados, etc. Por tanto, qué mejor forma de visitar esta zona tan bien conservada que hacerlo en una autocaravana.

Pienso, como os decía más arriba, que si todos eligiésemos esta forma de viajar no tendríamos necesidad de tantos hoteles a veces construidos sin respetar demasiado el entorno en el que están enclavados, y con materiales poco honesto con el medio ambiente. En este recorrido pudimos corroborarlo, pues los hermosos monumentos que visitamos, y que a continuación os indico, todos ellos estaban construidos y rehabilitados con materiales nobles, como piedra, madera, teja cerámica…

Qué ver en la Ribeira Sacra

  • Monasterio de San Pedro de Rocas. Es el monasterio cristiano más antiguo de Galicia, su origen se remonta al siglo VI, su ubicación es única dado que el templo está excavado en una roca, formando un conjunto junto con la casa prioral y un expecional campanario espadana. Destacan también las tumbas del templo excavadas en la roc Fue declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, por la Real Orden de 20-09-1923.
  • Monasterio de San Esteban de Ribas del Sil. Su origen se remonta al siglo X, convirtiéndose en el siglo XII en el principal monasterio de la región y uno de los mejores de Galicia, enclavado en medio de un paisaje de una extraordinaria belleza, actualmente magníficamente rehabilitado y se ha convertido en un Parador de Turismo, siendo el establecimiento hotelero de mayor categoría de la zona.
  • Monasterio de Santa Cristina de Ribas del Sil. Se remonta al siglo X, es el de menor tamaño de todos pero no por ello menos impresionante, situado en un enclave excepcional a las orillas del río Sil y rodeado de numerosos castaños centenarios. Tuvo su época de máximo esplendor durante la Edad Media
  • Monasterio de Montederramo. Del siglo X, está considerado como uno de los monasterios con más poder económico en su época. Destaca el retablo de su iglesia, habiendo sido declarado Bien de Interés Cultural.
  • Monasterio de Xunqueira de Espadanedo. Su origen se remonta al siglo XII, en el destacan su iglesia y el claustro de estilo renacentista.

Al finalizar este gratificante y enriquecedor recorrido solamente nos queda felicitar a nuestros antepasados por su trabajo y a nuestros contemporáneos por saber respetar el medio ambiente.