31 enero, 2018

Usos de los walkie talkies

Todavía recuerdo cuando me carteaba con mis amigos, era algo tan especial que todavía intento hacerlo de vez en cuando. Los medios de comunicación han cambiado mucho, y si antes tenías que esperar bastante tiempo para recibir una contestación a tu mensaje, ahora la inmediatez predomina.

Aunque no siempre ha sido así, como comentábamos, la inmediatez de las comunicaciones lleva tiempo entre nosotros, y un claro ejemplo es el teléfono. Quien no se acuerda de los teléfonos cuyos marcadores consistían en ruedas que se tenían que girar repetidas veces hasta marcar el número.

También podemos destacar el uso de los mensajes de texto, que fueron muy populares en los noventa y a principios de los años dos mil, pero que decayeron en uso después de la aparición de aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp. Ahora prácticamente no se utilizan para nada excepto para la confirmación de cuentas electrónicas.

Y si nos vamos mucho más atrás en el tiempo podemos encontrar sistemas de comunicación en los que los mensajes eran realmente diferentes a los actuales. Es el caso del código morse, cuyo famoso lenguaje lo constituyen líneas y puntos, y que incluso se utilizó para la comunicación entre buques de guerra.

Hablando de guerra, durante la Segunda Guerra Mundial surgió un medio de comunicación realmente eficaz, y que perdura hasta hoy. Nos referimos al walkie Talkkie, un aparato de comunicación a cortas distancias que destaca por su precisión a la hora de comunicarse, ya que no depende de redes de teléfono para su funcionamiento.

Los walkie talkie no han pasado de moda, se siguen utilizando habitualmente en algunos puestos de trabajo. En el artículo de hoy vamos a hablar del funcionamiento de los walkie talkkies, así como de las aplicaciones más habituales en las que podemos ver en funcionamiento estas pequeñas radios.

Funcionamiento de los walkie talkies

Los walkie-talkies son, por definición, un método de comunicación half-duplex: esto quiere decir que dos personas no pueden hablar a la vez. De ahí el que, cuando uno termina de decir lo que deseaba, pase la palabra a su receptor con un “cambio”. Primero eres emisor, luego receptor y viceversa. Esto puede ser un inconveniente respecto a los teléfonos móviles, al igual que el alcance, pero siguen teniendo dos ventajas fundamentales:

En primer lugar, la comunicación es gratuita. No pagas por llamar. Puedes hablar todo lo que quieras, que no tendrás una factura a final de mes. Y en segundo lugar, no dependes de la cobertura. Como explicaremos un poco más adelante, los walkie-talkies tienen un determinado alcance, pero no dependen de antenas de telefonías. Puedes estar en el lugar más remoto de la Tierra sin cobertura que, mientras tengas al otro walkie-talkie dentro del rango establecido, podrás comunicarte con él.

A la vista de estas dos grandes ventajas, seguro que se te ocurren muchos potenciales usos para estos dispositivos. Por ejemplo, se llevan mucho en las partidas de Airsoft. Si sales a hacer excursiones por el campo o en la montaña, por lugares donde no suele haber demasiada cobertura, siempre puedes equipar a tu grupo con unos walkie-talkies por si acaso en cualquier momento os separáis y tenéis que comunicaros.

Estos walkie talkies se pueden encontrar en tiendas online como Milwakies, una tienda online en la que se ofrece una gran variedad de walkies, emisoras y todo tipo de complementos y accesorios, siempre con un excelente servicio y con precios ajustados